LOS DESTELLOS

La cumbia peruana desde sus albores ha presentado consignas singularísimas; desde una infalible capacidad para la hibridación hasta una destreza imponderable para la modernización, sin haber dejado nunca de ser un componente inherente de cultura popular. Por ello, cuando en 1966 asoma en el espectro sonoro nacional la inextinguible denominación de Los Destellos, resultó casi natural descubrir elementos de ácida sicodélica en sus sonoridades.

Aquellos guiños al rock o la nueva ola decantaron espontáneamente en genuina heterogeneidad peruana. La cumbia nacional se trastocaba en cumbia sicodélica, en resabio tropical autóctono amalgamado con la densidad y acritud del rock más intoxicado de la época. Enrique Delgado, en instantes de albur, convoca a un grupo de músicos que provenían de diversas canteras, contando en tales filas a Tito Caycho, que se desenvolvía con soltura en las voluptuosidades de la cumbia, y a Fernando Quiroz, quien provenía del mundo del rock. Tal maridaje, aunado a la experiencia académica de Delgado, suscitaron un aroma sónico de insospechadas proporciones, que sería reconocido en todo el orbe como la “cumbia sicodélica peruana”, cuyo momento corolario se dio entre los años 1968 y 1978, periodo en el que Los Destellos alternaron las resonancias de la populosa cumbia peruana con estilos como la guajira, la descarga o el boogaloo.

IEMPSA se complace en presentar esta edición celebrando la magnitud e importancia del legado musical de Los destellos, rescatando piezas sonoras invaluables desde las cintas originales en las que fueron registradas, las mismas que han sido cuidadosamente digitalizadas y masterizadas en un minucioso y dedicado proceso que ha propiciado óptimos resultados. Queda entonces disfrutar de esta colección de joyas nacionales que indubitablemente nos transportarán a todos a una era de baile y alegría.

LOS ZAÑARTU

En la abundante y exitosa producción musical de nuestros artistas exclusivos, Los Zañartu, además del repertorio criollo, género que más satisfacciones les ha dado, contiene un L.P. que fue grabado y lanzado en el año 1976, álbum que tiene como ingredientes, un selecto repertorio internacional, extraordinario marco musical y el estilo incomparable de sus voces.
Este disco, es un recorrido y un abrazo musical entre los pueblo de América, con hermosas canciones representativas de cada pueblo: así tenemos del inmortal Agustín Lara “Granada”, los compases expresivos del viejo tango “Adiós pampa mía”, la poesía y sentimiento hecha canción con los románticos pasillos “Sombras” “Las cartas” y “Cuando te alejes”.

A Chile, también le cantan su popular cueca “Yo vendo unos ojos negros”, no podía estar ausente “Bajo el cielo del Paraguay” así como la gran “Selección Panameña”, para viajar inmediatamente a Puerto Rico y cantar “Mi viejo San Juan”.
De Venezuela también está seleccionado su tema más representativo 2Alma Llanera2, LUEGO UN RÍTMICO PORRO DE Colombia, “Mi cafetal”, en este disco, también le cantan a “México lindo y querido”, para estrecharnos con nuestros hermanos de Bolivia con su tema tradicional “Las Palmeras”.

Y como final de este recorrido musical, de nuestro hermoso repertorio, la vieja como el tiempo, que seguirá eternizándose “La Pampa y la Puna”
IEMPSA, con mucho orgullo, les presenta en formato de CD, esta producción que cuenta con los arreglos y dirección orquestal de reconocidos maestros, para la magistral interpretación, toda emoción y categoría de los ZAÑARTU y los “CLÁSICOS ETERNOS DE AMÉRICA”

ORQUESTA INTERNACIONAL ALFA

La ORQUESTA INTERNACIONAL ALFA, creada y fundada por el Cantautor nacional, VALENTIN CHOQUEPUMA CARLOS “VALENTINO”  EL 6 DE Octubre de 1993, nuevamente incursiona en el mercado nacional con una nueva y cuidadosa producción musical, proyectada al mercado internacional, esta vez, con temas en diferentes ritmos y géneros, convirtiéndolo en producto muy poderoso para competir con éxito frente a las famosas agrupaciones musicales existentes.
En esta excelente producción, podemos destacar el tema en ritmo de cumbia-salsa “CASO SOCIAL” que estamos seguros, tendrá una gran acogida; así también tienes dos cumbiones muy bailables “CONSUMADO” y “OTRA VEZ ME EQUIIVOQUE”; Para el oriente peruano han gravado una fusión de cumbia-vallenato, “BENDITA LLUVIA”; otro tema que será un éxito, el cumbión “LAGRIMAS DE AMOR” y como Bonus Track, se ha incluido el mix “Rica Parranda N°1” que incluye tres grandes clásicos del repertorio cubano, que será todo un suceso “PREPAREN CANDELA”, “ADIÓS COMPAY GATO” y “SANTA BÁRBARA”.
IEMPSA, en su labor de dar a conocer nuevos y destacados grupos musicales, les presenta esta producción musical bailable, de su artista exclusivo, la ORQUESTA INTERNACIONAL ALFA, que fue realizada con gran esmero y profesionalismo, esperando contar la valiosa aceptación y respaldo, de su público, así como del mercado internacional.

Los Pakines

La sola alusión de su nombre, sugiere momentos de profundo deleite musical, instancias de dulzura, evocación de melodías de alta calidad que calzan con un estilo  rítmico y romántico

Es el grupo musical del “Sonido elegante”, que en sus primeras producciones musicales, aparecieron sencillos pero muy profesionales, complemento ideal para ejecutar sus geniales y brillantes creaciones musicales.

Precisamente, de los L.P. “Los Pakines en Escena” y “Los Pakines 76” que fueron editados por la antigua disquera SONO RADIO en los años 1975 – 1976, hemos extraído estas versiones originales, que serán un grato reencuentro con aquella maravillosa época de sus principios.

20 BELLAS MELODIAS, es un lanzamiento de DISVENSA, distribuido por Producciones IEMPSA S.A.C. que con mucho placer les presentamos para el deleite de sus miles de  admiradores, que estamos seguros, los llevarán a un mundo evocador de fantasía y nostalgia.

Tributo a Pedro Suárez Vértiz

Pedro Suárez-Vértiz nació a la música con la virtud de la longevidad de sus éxitos. Lo decimos porque cada tema de un disco suyo puede sonar mucho tiempo, recorrer propio camino y aparecer siempre fresco. Así ha ganado la condición de joven clásico del pop. Vaya paradoja, en un estilo precisamente caracterizado por la fugacidad. Así ha sido desde el comienzo. Desde Arena Hash, cuando plasmó un repertorio que ejecutado junto a sus compañeros de ruta – Christian Meir, Arturo Pomar y su hermano Patricio – sigue en la memoria de todos, cantando por todos hasta convertirnos en la voces múltiples del mismo pedro.

Tenemos en el presente tributo, un grato reencuentro con aquellas canciones de los principios, como cuando la cama me da vueltas, Me resfrié en brasil, Kangrejo, Strees y Fustrado emocional entre otras que las presentamos en versiones remasterizadas, que transcurren entre la crónica y el relato existencial como también por la sensualidad y las ganas de pasarla bien, en una propuesta musical contundente sobre la que despegaría la carrera de uno de los íconos de la música hecha en el Perú: Pedro Suárez- Vértiz.

Los Doltons

La sola mención de su nombre está asociada a La Nueva Ola, las matinales de los años 60s, programas de música en la tv que daban oportunidad a los artistas nacionales, días felices y la explosión de una interesante movida musical peruana de gente muy joven. El recuerdo empieza apenas suena una de las canciones de Los Dolton´s. Su música tiene el poder maravilloso de llevarnos a otros lugares y a otros tiempos, a la dimensión donde somos felices en la evocación.

«Si bien su sonido era melódico y entra de lleno en los parámetros de la nueva ola, eran una banda que ocasionalmente podía rockear (…) Quizás debido a su estilo melódico y comercial fueron el grupo peruano que más grabó: nada menos que treinta y dos sencillos y siete L.P. Registraron el único disco en vivo de la escena y fueron los primeros en hacer una gira internacional», destaca Carlos Torres Rotondo en su libro Demoler. Un viaje personal por la primera escena del rock en el Perú 1957-1975, publicado en el 2009.

La formación clásica con Walter Bolarte, Fernando Bolarte, Javier Román y Roberto Andía, teniendo en la parte vocal a César Ichikawa (que reemplazó al cantante original que fue nada menos que Gerardo Manuel) forjó una buena cantidad de éxitos que no han dejado de sonar en las radioemisoras del recuerdo ni en los solicitados shows que el grupo sigue ofreciendo.

A los seguidores del nostalgioso sonido, les ofrecemos la reunión de los mayores éxitos de Los Doltons, en un álbum de colección, en sus versiones originales, remasterizadas. Que empiece el recuerdo

 

Black Sugar

La sola pronunciación de su nombre propone instancias de dulzura que, al fin y al cabo, quiere decir agradable. Será otra palabra en inglés, groove, la que calce también con su estilo placentero, rítmico y contagioso.

Es el viajecito de un conjunto de muy talentosos y reconocidos músicos peruanos libres de ataduras y fórmulas que, tempranamente para nuestra escena, a finales de los 60´s, fundaron un estilo a la par que en otras latitudes se estaba desarrollando el llamado Latín rock. La exquisitez instrumental coincidía con su peculiar cantante, Carlos Pacho Mejía, como perfecto convertible entre los vuelos oníricos del soul, el poder hipnótico del funk, los arrebatos del rock y el tumbao latino.

Como escribiera el maestro Jorge Madueño Romero en la edición española realizada por Nuevos Medios (2001): «Black Sugar no efectuó su trabajo con propósitos ajenos a la música misma, como hubiese podido ser, por ejemplo, el deseo de aportar una nueva visión estética al oyente peruano, o la de crear nuevas bases para el desarrollo del rock-jazz en su país. “Coco” Salazar, Miguel Chino Figueroa, Roberto Valdez, Arrocito Cruz, Miguel Salazar, Antonio Ginocchio , Jorge Chávez ,Pedro Gosicha Lucho Calixto y Carlos Pacho Mejía , únicamente, crearon e interpretaron lo que les pareció buena música. Y probablemente, la libertad que otorga la ausencia de propósitos extra-musicales en el trabajo creativo, confirió a su sonido una frescura y vitalidad únicas».

Han sido mencionadas las influencias que Black Sugar tuvo de grupos como Tower of Power, Blood, Sweat &Tears y Chicago y también han asomado referencias de santones de la salsa dura, siempre dados a la descarga, a lo expansivo, pero lo cierto es que la agrupación nacional no hizo evidentes estas marcas en su seductor cóctel que combinaba con naturalidad guitarras rockeras,

vientos en clave de jazz y piano en montuno. Sin la carga de seriedad y jactancia que normalmente se asocia a determinadas elaboraciones musicales. Pero incluso en los temas que no eran de cosecha propia afloraba el sello de lo original. Re-creación, que le dicen.

Más que acto de justicia por ser primera vez que un disco compacto de la agrupación peruana es editado en su país natal, Perú, es prueba de vigencia de una propuesta surgida a finales de los sesentas y, principalmente, basada en temas originales

Bajo la producción de Jaime Delgado Aparicio para SONO RADIO, dos discos fueron suficientes para que Black Sugar quedara en la Historia. Y no como eco de ayer. Las recientes, concurridas y entusiastas actuaciones de Black Sugar así lo reafirman. Goce.